SERVICIO ESPECIAL DEL CONSOLACIÓN EN BAJA CALIFORNIA

140

Debido a la pandemia que estamos atravesando, las familias que han perdido un ser querido a causa del virus covid-19, no han tenido la oportunidad de recibir un servicio de consolación por parte de la Iglesia Adventista, por tal motivo, el departamento de Vida Familiar de la Asociación de Baja California, organiza un programa en línea para ofrecer a las familias un mensaje de esperanza, recordando que la muerte no es el final.

Conductores del programa: Sonia Ruedas y el pastor Jorge Cavazos. Fotografía: YouTube AdventistasBC.

Grupo Haniel de Tijuana, B. C., interpretando uno de los especiales durante el programa. Fotografía: YouTube AdventistasBC.

El servicio especial de consolación fue dirigido a los miembros de iglesia que han perdido un ser querido por covid-19. Previo al programa, se recopilaron 60 nombres de personas fallecidas, las cuales fueron mencionadas y recordadas mediante una fotografía y una breve necrología. Hubo momentos de oración, alabanzas, música especial y un mensaje por parte del pastor Robert Costa, quien hizo énfasis en que Dios está con sus hijos en medio del dolor, él perdió a su hijo y nos comprende. Compartió la promesa que se encuentra en 1 Tesalonicenses 4:16-18: “Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con él.” Animó a las personas a refugiarse en Jesús mientras pasamos por pruebas y tribulaciones, además de consolarnos con la promesa de su pronta venida.

Pastor Robert Costa, quien dirigió palabras de consolación a las familias que perdieron un ser querido por covid-19. Fotografía: YouTube AdventistasBC.

El programa fue bien recibido por la iglesia; durante la transmisión se conectaron mas de 750 dispositivos. Varios de los que se unieron a la transmisión eran amigos, familiares y miembros de iglesia apoyando a las familias que perdieron a su ser querido; en el chat se enviaban palabras de consuelo, saludos cariñosos, versículos de promesas, etc.

El pastor Juan Hilario Olguín, presidente de la Asociación de Baja California, alentó a las familias afectadas y oró por ellas, recordando la esperanza que tenemos en Jesús y su pronto regreso a la tierra para llevarnos al cielo.

Pastor Juan Hilario Olguín, alentando a las familias afectadas, recordando la esperanza del pronto regreso de Jesús. Fotografía: YouTube AdventistasBC.

Tener a Cristo en el corazón y la esperanza que nos presenta la Biblia, no solo hace la diferencia en el momento cuando todo va bien, también en los momentos de crisis, cuando no vemos más allá de las lágrimas. No sabemos el día cuándo vendrá Jesús, pero si sabemos que queda poco tiempo, por eso no debemos darnos por vencidos; este mundo no será para siempre así, Jesús nos dará una tierra nueva que será nuestro hogar, esto es lo que el calvario hizo posible. El Dios de paz sea nuestro consuelo cada día, y nos guarde hasta el día de su venida. ¡Maranatha!