Llega Padrinos a colonia Nueva Realidad

158

La colonia Nueva Realidad, en Monterrey, Nuevo León; recibe a los Padrinos de la congregación Vértice, quienes entregaron 60 kits de útiles escolares a niños de escasos recursos.

Los miembros de esta iglesia Vértice son en su mayoría jóvenes, con el objetivo de ser una congregación apasionada por una adoración integral. Ellos desean vivir el evangelio de Cristo de una manera práctica, que les permita adorar no solamente dentro de cuatro paredes sino salir de la zona de confort y compartir lo que Dios les da, siguiendo el Método de Jesús.

Uno de los últimos proyectos que realizaron fue Padrinos, buscando crear un vínculo entre ellos y los habitantes de la Nueva Realidad se inició un contacto por medio de cartas con la finalidad de establecer un evangelismo directo y real. Uno de los objetivos de los Verticianos (como se autodenominan) es fundar una amistad que muestre el amor de Dios hacia los niños y la comunidad en general.

«Uno de los retos más grandes fue llevar a los miembros de Vértice a la acción en tiempos de pandemia y con riesgos de contagio. Queremos motivarlos a ver más allá de nosotros mismos y velar por quienes tienen mayor necesidad – señaló Nilce Coronel, directora del proyecto – que en tiempos difíciles estemos preparados para servir más allá de cuatro paredes y confiar que Dios está presente en esos momentos y que dará los recursos necesarios para cubrir todas las necesidades.»

En abril inició la primera fase del proyecto con la entrega de despensas a personas afectadas por la pandemia, de esa manera surgió el primer contacto con las familias de la colonia. Durante los meses siguientes se les continuó apoyando, muchas de ellas se vieron afectadas por el Huracán Hanna y Vértice continuó colaborando con ellos.

El proyecto Padrinos está dividido en cuatro etapas importantes:
1) Apadrina un niño: En esta etapa se entregaron útiles escolares a 60 niños y niñas de la colonia.
2) Conociendo la comunidad: Se realiza un acercamiento a la comunidad para conocer las necesidades específicas de las familias.
3) Visitas quincenales: Cada dos semanas los miembros de la congregación realizan actividades que involucren a los padres de la comunidad con los niños y establezcan vínculos afectivos.
4) Siendo amigos: Se busca establecer una relación amistosa con los habitantes de la colonia; y entre los foráneos y oriundos del lugar mejorar el entorno. En esta etapa también se busca fortalecer en los infantes un modelo de inspiración, que vean en sus ‘padrinos’ las posibilidades de cambiar de estilo de vida y tener un mejor futuro.

El último proyecto (hasta ahora) en la comunidad es el inicio del programa ‘Padrinos’, en el que los miembros de la iglesia colaboraron con donativos, compra de materiales, organizando los kits y entregando los paquetes de útiles escolares en el mes de agosto.

A parte de la colaboración miembros de la iglesia Vértice para el proyecto Padrinos, familiares y amigos también se sumaron a los donativos, cerca de la mitad de las recaudaciones provinieron de personas que no pertenecen a la Iglesia Adventista del Séptimo Día. Las aportaciones económicas fueron monitoreadas por el tesorero de la iglesia, el dinero recaudado fue aproximadamente 65,000.00 MXN y se depositó en una plataforma digital.

«La participación de los miembros de Vértice en estos momentos de crisis ha sido de gran bendición para algunas familias y un ejemplo para los miembros de iglesia, ya que siguiendo el ejemplo de Jesús al extender su mano para ayudar a los necesitados, es muy satisfactorio, especialmente cuando se trata de niños de familias de bajos recursos económicos porque nos recuerda el mandato de Jesús: “En esto conocerán que son mis discípulos, si tuvieren amor los unos por los otros”» – mencionó Jorge Dzul, pastor dirigente de la iglesia Vértice.

Vértice planea enfocar todos sus esfuerzos solamente hacia esta comunidad, para establecer un plan de seguimiento. Los miembros han buscado asesoría de especialistas en trabajo de comunidades vulnerables para que el seguimiento consista en crear un programa sostenible para que los adultos de la colonia se sientan comprometidos a mejorar el futuro de los niños de la comunidad.

 «Es mi deseo que esta acción se pueda reproducir con más frecuencia entre todos los miembros de nuestra iglesia.» concluyó Dzul.

Los habitantes de Nueva Realidad se han mostrado agradecidos y han encontrado en los miembros de Vértice nuevos amigos con deseos sinceros por ayudar y establecer una relación con ellos.