Por primera vez el evento fue realizado a la par de las campañas evangelísticas en el norte del país, cerca de 6,000 estudiantes desde sus hogares junto con sus familiares cercanos participaron en la semana de oración y poder “Yo iré, aventuras misioneras extraordinarias”.

La semana de oración y poder “Yo iré, aventuras misioneras extraordinarias” se realizó del 19 – 23 de abril en todas las instituciones que conforman el Sistema Educativo Adventista en el norte de México (SEA UMN), más de 5, 800 estudiantes desde sus hogares junto con sus familiares cercanos participaron en este programa. 

Por primera vez el evento fue realizado a la par de las campañas evangelísticas , tal como lo marca el calendario de actividades de la Unión Mexicana del Norte. Como resultado del esfuerzo realizado en esta semana por directivos del SEA UMN, maestros y padres, más de 70 niños han entregado hasta el momento, públicamente su vida a Cristo por medio del bautismo.

Entre los estudiantes que participaron de la semana de oración y poder, también se encuentran 132 que están próximos a bautizarse en los próximos meses y más 50 alumnos junto con sus padres están recibiendo estudios bíblicos para conocer más sobre los planes de
Dios.

Cedric, uno de los alumnos del SEA UMN que participó en la semana “Yo iré, aventuras misioneras extraordinarias” fue también parte de los 74 bautizados. “Cada día las maestras dedicaban tiempo para enseñarnos muchas cosas sobre Dios, nos leían la Biblia y nos ponían videos, cantábamos y orábamos, eso ayudó a mi desarrollo espiritual para querer bautizarme“ mencionó el estudiante de tercer año de primaria.

Roxana, alumna del Instituto de Educación y Desarrollo Integral, en Tamaulipas, siendo bautizada después de la semana de oración y poder. Fotografía: Captura

El material distribuido en cada unidad educativa fue escrito por el pastor Abimael Lozano, Director del Instituto de Misiones de la Universidad de Montemorelos y docente de la Facultad de Teología en la misma institución, esto para los niveles de secundaria y preparatoria, también se realizaron las adaptaciones correspondientes de estos temas para preescolar y primaria, por la maestra Diana Ortíz y fueron revisados por el pastor David Hernández, capellán del Colegio Alfa y Omega en Reynosa, Tamaulipas.

“Es muy importante transmitir a las nuevas generaciones de manera clara nuestra identidad y misión, para que desde temprana edad nuestros niños crezcan con el claro propósito de poner al servicio de Dios sus capacidades. Las señales de los tiempos nos dicen que Jesús viene pronto. Dios está llamando a las nuevas generaciones de relevo para que pronto terminemos con el encargo de la evangelización mundial. Elena de White declara: ‘Con semejante ejército de obreros, como el que nuestros jóvenes, bien preparados, podrían proveer, ¡cuán pronto se proclamaría a todo el mundo el mensaje de un Salvador crucificado, resucitado y próximo a venir!’ (La Educación, 244)” declaró Lozano.

Todas las escuelas adventistas de la Unión Mexicana del Norte realizaron la semana de evangelismo virtual durante los mismos días, sin embargo las instituciones en Sinaloa, Jalisco, Colima y Nayarit que comprenden la Zona 3 del SEA UMN la aumentaron una semana más, esta zona unió a todos sus institutos en un solo programa.

“Queremos ofrecer experiencias de aprendizaje espiritual de primer nivel para los estudiantes; el modelo educativo contempla el ofrecer a los estudiantes la oportunidad de entregar su corazón a Cristo, también contempla prepararlos para convertirse en testificadores y discípulos” enfatizó el profesor Enrique Dzul, Vicepresidente Académico del SEA UMN.

En el programa realizado el mes de abril, los estudiantes tuvieron la oportunidad de conocer las experiencias de misioneros alrededor del mundo, algunos de ellos ex alumnos del Sistema Educativo Adventista, con el objetivo de promover la visión misionera en todo el mundo de la Iglesia Adventista del Séptimo Día y motivarlos a servir a Dios desde lo local hasta lo mundial.

Los oradores de las instituciones lograron motivar a los estudiantes a experimentar aventuras misioneras extraordinarias. Fotografía: Captura

Durante el segundo semestre del curso escolar todas las instituciones adventistas del norte de México se unen en una semana de oración y poder, sin embargo durante los primeros seis meses del curso cada escuela realiza una semana de oración con su propia temática y objetivos.

Por segunda ocasión el SEA UMN realiza este tipo de actividades que involucra a alumnos, maestros, familiares e invitados con la finalidad de motivar a los estudiantes a tener una relación más estrecha con Dios.

A lo largo de los cinco días los estudiantes aprendieron sobre la vida de Pablo, uno de los objetivos fue enseñarles que Dios nos busca y nos llama así como lo hizo el personaje principal de la semana de evangelización. El SEA UMN ha iniciado los preparativos para la siguiente semana de oración y poder del 2022 que se espera sea parte de la serie que hasta ahora se ha realizado, primero con Daniel y sus amigos y en esta ocasión con Pablo.


Keila Urbano – Comunicación UMN