80 familias afectadas por los incendios en la Sierra Madre Oriental recibieron cupones que aseguraban la entrega del apoyo por parte de ADRA y ERT, entre estas familias también estuvieron miembros de la Iglesia Adventista del Séptimo Día que sufrieron pérdidas de su patrimonio por el siniestro.

La Agencia Adventista de Desarrollo y Recursos Asistenciales, son las manos humanitarias de la Iglesia Adventista del Séptimo Día que a través de miles de personas en todo el mundo logran llevar alivio y sanidad a otros en crisis. El propósito fundamental de la organización es acudir al llamado de emergencia de la humanidad, en esta ocasión fue durante y después de los siniestros presentados en el mes de marzo en la Sierra Madre Oriental.

ERT también proporcionó los medios para que aquellos sin vehículos pudieran llevar los donativos a sus hogares. Fotografía: ERT

La organización humanitaria se vale de voluntarios, que estos a su vez están organizados y listos para cuando es necesaria la ayuda. En el norte de México el coordinador es el pastor David Maldonado y en Nuevo León y comunidades aledañas de Coahuila están los pastores Roberto Zambrano (Asociación Noreste) y José Zamora (Misión Regiomontana), los cuales junto con el licenciado Rubén Ponce, director de ADRA México, se presentaron en la entrega de apoyos a comunidades afectadas.

El Equipo de Respuesta a Emergencias (ERT por sus siglas en inglés, Emergency Response Team), es una entidad de ADRA, enfocada directamente a las emergencias. En México el equipo está compuesto por nueve miembros que atienden distintas áreas como finanzas, comunicación, emergencias, seguridad, recursos humanos, logística, planeación y otras, siendo el coordinador general del equipo, Manolo Acevedo. Por primera vez en México se trabaja con ERT y el equipo respondió con eficacia en el servicio, agilizando procesos, realizando un desahogo de tareas en los campos locales y dejando un gran aprendizaje para todos los involucrados. Este es el primer equipo de esta índole organizado y oficializado por ADRA en México.

La entrega de la ayuda fue planeada durante tres semanas, en ese periodo se tomó en cuenta la visita al lugar donde sería la reunión, también se entregaron boletos y finalmente la ayuda, en este último se requirió la ayuda de siete voluntarios más, aparte de los que formalmente se encuentran en el ERT, todo esto después que los gobiernos estatales declararon que el incendio había sido sofocado y era viable realizar un acercamiento a la comunidad.

El apoyo brindado fue realizado gracias a las donaciones de personas en México y otros países. Fotografía: ERT

“Me llamó la atención varias cosas, de manera especial el espíritu de servicio del equipo de ERT… siempre estaban dispuestos a servir no importa la cantidad de personas que llegasen y su estatus social, todos eran recibidos y tratados de la misma manera” mencionó Zamora. 

80 familias afectadas por los incendios fueron las que recibieron cada una un cupón que aseguraba la entrega del apoyo por parte de ADRA y ERT, entre estas familias también estuvieron miembros de la Iglesia Adventista del Séptimo Día que sufrieron pérdidas y algunos de ellos pérdidas completas de su patrimonio por el incendio.

“Gracias al equipo de respuesta a emergencias de ADRA por el tiempo, el esfuerzo y por el riesgo que han tomado para cumplir con esta actividad” afirmó el pastor César Turrubiates, presidente de la Misión Regiomontana, en la terreno de la IASD Maranatha en la comunidad del mismo nombre, en el municipio de Santiago, Nuevo León.

Las personas beneficiadas reaccionaron de maravilla, cada uno llegó con esperanza de recibir algún apoyo y en el ambiente podía sentirse el espíritu de agradecimiento hacia ADRA. Entre ellas unas mujeres que arribaron a bordo de una camioneta estilo pickup y al llegar una mencionó: “Dios Padre Santo los bendiga y gracias a ADRA”.

Durante la entrega realizada el 8 y 9 de mayo, se dieron 80 tinacos de 450 litros, 40 bombas de agua y 350 rollos de mangueras de 50 metros, todo obtenido gracias a la obra filántropa de donantes que ADRA tiene en México y en el resto del mundo. La asistencia fue realizada de acuerdo a una lista obtenida por el equipo ERT con visitas previas a las comunidades y conforme a las necesidades de cada familia. Autoridades federales, estatales y también otras organizaciones fueron claves para la elaboración y verificación de datos de los beneficiados.

En esta ocasión el equipo de ERT no entregó víveres, pero sí lo hicieron en las primeras visitas. Ahora fueron entregados por algunos miembros de la IASD que participaron en la actividad, estos fueron los 25 jóvenes voluntarios del Noreste y Regiomontana que además de la ayuda mencionada anteriormente, también apoyaron con más de 100 despensas y más de 2,500 botellas de agua para las comunidades afectadas, como Maranatha, San José de las Boquillas y algunas más.

“Esperamos tener un ERT a nivel UMN y un ERT en cada campo local. En el verano se espera tener la primera capacitación virtual a estos equipos y en el 2022 tener el entrenamiento de manera presencial” recalcó Maldonado, director de ADRA en el norte de México.

Entre las personas que recibieron los donativos había gente sonriendo y algunos con lágrimas en los ojos, se encontraron sorprendidos al recibir lo prometido sin dar nada a cambio. Algunos de ellos caminaron más de dos horas para llegar hasta el punto de reunión y después esperar para solicitar la entrega a domicilio para quienes no contaban con vehículos. 

Para conocer más sobre ERT y realizar donativos puede visitar la página www.facebook.com/ERT1ADRAMx


Keila Urbano – Comunicación UMN