Tras participar en el Simposio de capacitación sobre Relaciones Adventistas – Musulmanas, la División Interamericana certificó a 57 líderes de la Unión Mexicana del Norte, con la finalidad de instruirlos y capacitarlos para establecer lazos de amistad entre las dos comunidades religiosas.

Se llevó a cabo la capacitación a líderes misioneros con participantes de toda la División Interamericana (DIA), en una iniciativa de la Oficina de Relaciones Adventistas – Musulmanas de la Asociación General. Iré a donde Jesús quiere que vaya, fue el título del Simposio de capacitación sobre relaciones Adventistas – Musulmanas.

Ambas religiones presentan muchas cosas en común, probablemente más de las que imaginamos, tales como el estudio serio y profundo de sus doctrinas, la ayuda desinteresada por el prójimo, la hospitalidad y sana convivencia, el respeto hacia las mujeres y a los padres, reuniones en grupos pequeños y otras.

“Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna” Juan 3:16 escrito en árabe

57 líderes misioneros de la Unión Mexicana del Norte participaron en la certificación el primer día de febrero, con la finalidad de llegar a los musulmanes que están en el norte del país. En el evento se capacitó a 25 maestros y alumnos de teología de la Universidad de Navojoa y Universidad de Montemorelos, también a 12 departamentales de los campos y 19 pastores de distrito de la Unión Mexicana del Norte, el pastor Luis Arturo King, presidente de la UMN también participó en la certificación.

Entre los ponentes estuvieron los especialistas adventistas a nivel mundial de la cultura islámica, Petras Bahadur y Samuel Lumwe, director y director asociado, respectivamente, del Centro Global de Relaciones Adventista- Musulmanes y Aneury Vargas, profesor de estudios Teológicos e Interculturales en República Dominicana. Los tres han tenido una relación estrecha con la cultura islámica, es por eso que cada aporte que brindaron durante el simposio fue gratificante para los participantes.

Uno de los objetivos primordiales de la certificación y capacitación es formar la primera Iglesia – Casa para los musulmanes en el territorio de la UMN, la primera opción es en la ciudad de Guadalajara, Jalisco, el lugar con mayor presencia musulmana en el norte del país, las otras dos opciones se encuentran en Torreón, Coahuila, en donde está ubicada una gran mezquita y Monterrey, Nuevo León, ciudad en la que hay un Centro Islámico muy activo. 

“Una de las razones importantes para formar lazos con la comunidad islámica se encuentra Isaías 60:6, 7 en la que se presentan profecías muy claras sobre los hijos de Ismael (antepasados de los musulmanes) y nuestra iglesia cree que ha llegado el momento de su cumplimiento. También tenemos en claro la orden bíblica de “Id” (Mateo 28:20) y alcanzar a “todo el mundo” (Apocalipsis 14:6)”, mencionó el pastor David Maldonado, departamental de Misión Adventista de la Unión Mexicana del Norte.

Los temas que se trataron durante el evento fueron: El plan de Dios para los musulmanes; Historia y creencias del islam; Introducción al Corán y al Hadiz; El califato; La Trinidad: acercamiento islámico; Las mujeres en el islam; entre otros.

La primera mezquita en México, se fundó en Torreón, Coahuila, a ella asisten principalmente chiitas, a finales del siglo XX se construyeron nuevas mezquitas improvisadas en Monterrey, Tijuana y Ciudad Juárez. Actualmente en el territorio del norte de México, hay 7 centros de reunión y 8 asociaciones musulmanas. El Islam es considerada la segunda religión más grande del mundo.

Los estados en el territorio de la UMN con mayor presencia musulmana son: Coahuila, Baja California, Chihuahua, Sonora, Baja California Sur, Jalisco, Tamaulipas y Nuevo León.

Este Simposio de capacitación de la DIA fue el primero de esa índole en el que participó la Unión Mexicana del Norte. Para concluir la certificación, los líderes cumplieron con 20 horas de clases y la lectura del libro “Manual de Relación con el Islam”.

La División Interamericana certificó a más de 500 alumnos del congreso, en todo su territorio.


Keila Urbano – Comunicación UMN