Únete al plan de 100 Días de Oración junto a nuestra iglesia en todo el mundo del 27 de marzo al 4 de julio de 2020, para pedir a Dios por nuestras necesidades.

Durante éste tiempo estaremos orando por lo siguiente:

  • Por solicitudes específicas con respecto a los efectos de la COVID-19 en nuestra iglesia y su misión.
  • Por una consagración personal más profunda y un avivamiento en la misión.
  • Para que nuestras iglesias locales experimenten un mayor derramamiento del Espíritu Santo.
  • Para que nuestras iglesias locales sean una luz para el mundo durante este tiempo de crisis.