El slogan de la Conferencia General para las necesidades especiales dice, “todos tienen talentos, todos son requeridos y valorados”. Para que esto sea una realidad en nuestras iglesias debemos practicar estas tres palabras: PARA, ESCUCHA Y APRENDE. Al intentar, conscientemente, dejar de usar estereotipos para las personas con discapacidad, al tomarnos el tiempo de escuchar y de permitirles que expresen su opinión, y al acercarnos con una actitud de disposición para aprender, estaremos avanzando rápidamente para que nuestras iglesias sean lugares donde todos sean requeridos y valorados.

Deseamos que este material te sea de gran ayuda, te invitamos a compartir esta página para que más personas se vean beneficiadas.