Namibia es uno de los países menos poblados del mundo, con aproximadamente dos personas por kilómetro cuadrado. Una razón para esto es que la precipitación promedio es comparable a algunas partes del desierto del Sahara. Aquí en esta región vive un hombre llamado Neville. Neville estaba a cargo de planear y coordinar la reunión del campamento. A medida que se acercaba el momento de la reunión del campamento, él y su familia estaban sentados afuera en la terraza conversando. Mientras consideraban el evento que se avecinaba, comenzaron a desalentarse. Estaba muy seco no había llovido por bastante tiempo. Como resultado, los animales estaban en mal estado. No había comida, y la reunión del campamento se avecinaba en el horizonte. Los oradores ya habían sido invitados. Ya se había gastado dinero para comprar los boletos. Pero no había agua. ¿Qué iban a hacer?

Sin agua, Neville se dio cuenta de que estaban en una situación real. “¿Deberíamos cancelar esta reunión de campamento? ¿Deberíamos cambiarlo para otro momento? ¿Cómo vamos a hacer esto? “, se preguntó,” porque hay muchas personas involucradas “.

En ese momento, él y su esposa se vieron forzados a arrodillarse en la terraza y a orar clamando por lluvia. Cuando se arrodillaron, los cielos eran azules. Mientras oraban, sin embargo, una nube vino sobre ellos y comenzó a llover. El viento cambió de dirección y mantuvo la nube de lluvia justo sobre el área donde estaban.

¡Qué hermoso testimonio de oración contestada! Dios escuchó su clamor y se los proveyó para que pudieran organizar la reunión del campamento.

Sin embargo, esto es solo la mitad del milagro. Más tarde, cuando visité a Neville y su esposa, mi equipo de filmación para la Radio Mundial Adventista estaba conmigo, y queríamos recrear la escena de la oración contestada. “¿Cómo podríamos hacer esto?”, nos preguntamos. “Tal vez podamos obtener una manguera de jardín y rociar agua sobre el techo mientras oran …”Aún así, no estábamos seguros de cómo podríamos lograrlo y que pareciera real. No teníamos que habernos preocupado, porque Dios ya tenía todo resuelto.

Cuando Neville y su esposa se arrodillaron en la terraza frente a la cámara para orar de verdad y pedir lluvia (necesitaban lluvia porque se había secado de nuevo), allí mismo mientras oraban y mientras las cámaras rodaban, otra nube llegó, y comenzó a llover allí mismo, frente a nuestros propios ojos.

¿No es asombroso nuestro Dios? ¡Dos milagros en uno! Primero, envió lluvia a un área de gran sequía en Namibia para que Neville y sus amigos pudieran organizar su reunión de campamento, y segundo, envió lluvia de nuevo para que pudiéramos presenciar el milagro que tuvo lugar ante nuestros propios ojos y compartirlo con el mundo.

(Para ver este milagro con sus propios ojos, haga clic en el enlace aquí para el video de Youtube: https://youtu.be/_zHS0Ix5zDA

Por Cami Oetman quien es vicepresidente de Avance con Adventist World Radio.

Pedidos de oración de la Iglesia mundial
17-24 de junio de 2018

PEDIDO DE ORACIÓN:Por favor oren esta semana por la División de Asia Pacífico Sur. Esta División tiene una población de 1.3 billones de personas con 3,000 grupos de personas y 350 idiomas. Sin embargo, el 98% son hindúes, musulmanes, sij y budistas. Solo el 2% son cristianos.

PEDIDO DE ORACIÓN: Por favor oren por los líderes de la División, Ezras Lakra, presidente; Wilson Measapogu, secretario; y E. Selvin Moorthy, tesorero.

PEDIDO DE ORACIÓN:Ore para que el Espíritu Santo haga lo que el hombre no puede hacer. Existen restricciones gubernamentales para la evangelización, por lo que Dios debe intervenir para que el Evangelio continúe.

PEDIDO DE ORACIÓN:Oren también por la Unión de Oriente Medio y Norte de África (MENA), compuesta por 20 países, con más de 500 millones de personas. El 99% de MENA es musulmán. La membresía adventista es 3,768, en 52 iglesias y 20 congregaciones. La iglesia es ilegal o no bienvenida en casi todos los países de Oriente Medio.

PEDIDO DE ORACIÓN:Ore por los líderes de la Unión de MENA: Rick McEdward, presidente; Tibor Szilvasi, secretario; y Michael Wixwat, tesorero.

PEDIDO DE ORACIÓN:Oren por las ciudades que no tienen presencia adventista: que Dios levante obreros para la cosecha. Hay 48 ciudades de 1 millón o más de personas en este territorio, algunas de las cuales nunca han tenido un Adventista del Séptimo Día puesto en ellas.