Al hablar del evangelio somos confrontados con la más trascendental noticia que jamás han escuchado los seres humanos, y al mismo tiempo, estas buenas nuevas constituyen la razón de la existencia de la iglesia cristiana. Cuando damos un vistazo a los primeros capítulos del libro de Génesis, especialmente al capítulo 12 que trata el inicio de la era del particularismo, apreciamos la realidad del plan que ha concebido la mente infinita de Dios: La salvación de la raza humana. Este plan incluía la formación de un pueblo en la tierra que coopere con Él en su gran proyecto.

Deseamos que este material te sea de gran ayuda, te invitamos a compartir esta página para que más personas se vean beneficiadas.