Lección 9 “Jesús las ministraba en sus necesidades”

Para Memorizar: “Recorría Jesús todas las ciudades y aldeas, enseñando en las sinagogas de ellos, y predicando el evangelio del reino, y sanando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo” (Mat. 9:35).

114

Lee Para el Estudio de esta Semana: Marcos 5:22-43; 10:46-52; Juan 5:1-9; Salmos 139:1-13; Marcos 2:1-12; Hechos 9:36-42.

Para Memorizar: “Recorría Jesús todas las ciudades y aldeas, enseñando en las sinagogas de ellos, y predicando el evangelio del reino, y sanando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo” (Mat. 9:35).

En un país africano, una mujer adventista, jubilada, pensaba dejar de ministrar. Pero, en su comunidad, el sida causaba estragos, y lo más urgente era alimentar bien a los huérfanos del sida. En 2002, ella y su iglesia comenzaron a alimentar a los niños de la comunidad con una buena comida seis días por semana. Comenzaron con cincuenta niños y, en 2012, estaban sirviendo a 300 niños cada día. Luego, comenzaron un curso preescolar y ahora asisten 45 de esos niños. Otros servicios fueron distribuir ropa de ADRA, compartir verduras y maíz de una huerta que ellos mantenían y cuidar a los enfermos. Comenzaron a ayudar a las mujeres, enseñándoles labores manuales para que pudiesen generar sus propios ingresos. Esta demostración de amor produjo una iglesia nueva. Al comienzo había cinco miembros y, para 2012, ya asistían 160 personas. Ese año, Dios proveyó los recursos a fin de construir un orfanato y un edificio nuevo para la iglesia.

Esto es un ejemplo práctico de por qué atender las necesidades de la comunidad es tan importante para los cristianos.