Lección # 3 “¿Acaso teme Job a Dios de Balde? “

316

LEE PARA EL ESTUDIO DE ESTA SEMANA: Job 1; 2; 1 Corintios 4:9; Génesis 3:1-8; Filipenses 4:11-13; Mateo 4:1-11; Filipenses 2:5-8.

PARA MEMORIZAR: “Y él le dijo: Como suele hablar cualquiera de las mujeres fatuas, has hablado. ¿Qué? ¿Recibiremos de Dios el bien, y el mal no lo recibiremos? En todo esto no pecó Job con sus labios” (Job. 2:10 ( CB ) ).

EL LIBRO DE JOB abre toda una dimensión nueva de la realidad. Nos da una vislumbre del gran conflicto entre Cristo y Satanás. Y, al hacerlo, nos ofrece un marco para comprender mejor el mundo en el que vivimos; un mundo que, muy a menudo, nos desconcierta, aturde y atemoriza con lo que nos lanza a cada paso. Además, el libro de Job también muestra que este gran conflicto no es la pelea de otros y que no tenemos nada que ver con ella. Lamentablemente, ese no es el caso: “¡Ay de los moradores de la tierra y del mar! porque el diablo ha descendido a vosotros con gran ira, sabiendo que tiene poco tiempo” (Apoc. 12:12 ( CB ) ). Satanás ha descendido la Tierra, y sabemos por experiencia propia que su ira es realmente grande. ¿Quién de nosotros no ha sentido en sí mismo su ira? Seguiremos considerando los primeros dos capítulos de Job, mientras procuramos comprender mejor cuál es nuestro lugar en el Gran Conflicto, que sigue rugiendo.

Bosquejo de la lección:

I. Saber: Job y Cristo

  • A. ¿Qué semejanzas descubres entre Job y Jesucristo?
  • B. ¿De qué modo el sufrimiento de Cristo va más allá del que experimentó Job?

II. Sentir: De qué manera sobrevivir a los ataques de Satanás

  • A. Satanás atacó a Cristo con una tentación en el área de los deseos físicos. ¿Por qué?
  • B. ¿De qué forma reaccionó Job a la sugerencia de su esposa de que abandonase a Dios?

III. Hacer: Practicar una vida de integridad

  • A. ¿Fue la experiencia de Job demasiado extrema para identificarnos con ella, o experimentamos adversidades similares? Explica.
  • B. ¿Cómo puedo vivir a la altura del ejemplo de Job? ¿Necesito sufrir en silencio? ¿Por qué sí, o por qué no?

Resumen: La participación de Job (y la nuestra) en el Gran Conflicto no fue a nivel teológico, sino a un nivel muy personal. Su sufrimiento fue una tentación fuerte para negar a Dios (y lo es para nosotros), pero su fidelidad nos da ánimo en la adversidad. La victoria de Cristo sobre la tentación y el pasar por el sufrimiento nos dan la esperanza de poder mantener nuestra integridad.

Comentario del Autor