El planificador financiero Vince Waln cree en el Espíritu Santo y en como usó un órgano de tubos para transformar una iglesia en declive de 15 personas en una congregación vibrante de aproximadamente 85 feligreses en tres años, en el estado de Ohio en los Estados Unidos.

Vince, el pastor laico de la iglesia, expresa su asombro por el notable cambio en la Iglesia Adventista del Séptimo Día de Hamilton en Hamilton, una ciudad de 62,500 habitantes ubicada a 20 millas (30 kilómetros) al norte de Cincinnati. “Ha sido un milagro semana tras semana”, dijo. “Dios está en control.”

Los milagros comenzaron cuando Vince trabajó como empresario durante la semana y, los sábados, adoptó el título informal de “orador invitado itinerante para iglesias pequeñas en Ohio”. Predicó, y su esposa, Darla, cantó una música especial. No era raro que los esposos condujeran 100 millas (160 kilómetros) a una iglesia de 15 a 20 personas en una mañana de sábado.

A veces dirigían los servicios de adoración en la iglesia de Hamilton, donde Vince asistía de niño. “La asistencia a los cultos por parte de la congregación había disminuido”, dijo Vince. “No había nadie que toque el piano. Mi esposa cantaba música especial con un CD “.

Una noche, Darla regresó de una despedida de soltera en la iglesia de Hamilton y le anunció a su esposo que el pastor de la iglesia se iba. “Tú podrías ser el pastor”, expresó en tono de broma, “De ninguna manera”, replicó Vince. Ese fue el fin de la conversación. Pero durante las próximas dos semanas, Vince no pudo olvidar a la iglesia. Se despertó por la noche con las palabras de su esposa resonando en sus oídos: “Tú podrías ser el pastor”.

Finalmente, Vince, durante una conversación con el presidente de la Conferencia de Ohio Ron Halvorsen Jr., se ofreció como voluntario para ayudar a la iglesia de Hamilton durante seis meses. Lo siguiente que supo fue que lo habían invitado a una reunión de la junta de la iglesia de Hamilton. En la reunión, Vince se sorprendió al escuchar a cada uno de los seis miembros de la junta de la iglesia decir uno por uno que habían estado orando para que él fuera su pastor.

“Esas oraciones se habían prolongado durante las dos semanas que había estado despertando por las noches”, dijo Vince. “Definitivamente fue el Espíritu Santo trabajando”. Ese fue el primer milagro.

Para su sermón inaugural como pastor, Vince le pidió a un organista profesional jubilado, Jerry Taylor, que tocara el viejo órgano de la iglesia. Jerry se negó. Pero poco tiempo después, ayudó a la iglesia a adquirir un mejor órgano en Kentucky y asumió el papel de director musical.

Entonces, un día, Jerry llamó a Vince con entusiasmo para decir que una comunidad de jubilados de primer nivel en Cincinnati estaba vendiendo un órgano de tubos por $ 75,000. “No podemos permitirnos eso”, respondió Vince. “Incluso $ 5,000 sería demasiado”. “Vamos a verlo de todos modos”, dijo Jerry.

El capellán de la comunidad de jubilados se sintió fascinado al escuchar acerca de la iglesia de Hamilton. Después de escuchar a Vince por un tiempo, se excusó por unos minutos. Al regresar, expresó: “Hablé con el director hace un momento. Hemos estado buscando una iglesia para donar este órgano de tubos. El único requisito es abrir las puertas a la comunidad ”. La iglesia de Hamilton recibió el órgano de forma gratuita.

Los milagros continuaron. Los trabajadores de la construcción remodelaron el santuario para el órgano de tubos a bajo costo. Los ingenieros se ofrecieron como voluntarios para ayudar a la iglesia, cuya agua extraída de la cisterna no se podía beber, se conectó al suministro de agua potable de la ciudad. Cristianos de otras denominaciones se unieron a adventistas de la comunidad para cantar en el nuevo coro de la iglesia.

Llegó un momento emocionante cuando dos mujeres entraron a la iglesia un sábado por la mañana y anunciaron que querían guardar el sábado bíblico después de estudiar la Biblia por su cuenta. Una mujer y su esposo fueron bautizados más tarde.

El órgano de tubos, sin embargo, parece ser el principal instrumento que Dios ha usado para atraer a la gente a la iglesia, comentó Vince, de 65 años. “Es sorprendente lo que estamos haciendo con la música”, dijo. “El Espíritu Santo solo está atrayendo a la gente”.

Por Andrew McChesney, quien es editor de Adventist Mission, y esta historia se reproduce con permiso. Para más información sobre la Misión Adventista, visite: https://www.adventistmission.org/news

Pedidos de oración de la iglesia mundial
Del 3 al 10 de febrero de 2019

PEDIDO DE ORACIÓN: Por favor, ore para que Dios nos dé, personalmente, una medida adicional de su Espíritu Santo. Cuando el Espíritu Santo viene, hay una convicción más profunda del pecado y una mayor hambre de arrepentimiento. Oremos para que nuestros corazones estén abiertos a este proceso de sanación y limpieza.

PEDIDO DE ORACIÓN: Ore para que Dios derrame una medida adicional del Espíritu Santo sobre su iglesia local. Oremos para que Dios trabaje de tal manera que las personas sean atraídas a la iglesia para ver lo que Dios está haciendo.

PEDIDO DE ORACIÓN: Ore por una medida adicional del Espíritu Santo para su pastor local. Ore por el matrimonio de su pastor, familia, hijos y sus muchos deberes. Oremos para que Dios ponga una protección especial alrededor de su vida y ministerio.

PEDIDO DE ORACIÓN: Oremos para que Dios trabaje en la Iglesia mundial como nunca se ha visto, y para que la lluvia tardía venga como se prometió.

PEDIDO DE ORACIÓN: Por favor, siga orando por nuestros jóvenes, especialmente por el Departamento de Ministerios Juveniles de la Conferencia General, mientras se preparan para movilizar a los Conquistadores y otros adultos jóvenes de todo el mundo para predicar en 100,000 sitios diferentes en la iniciativa del Involucramiento Total de Jóvenes. Esto comienza en marzo de 2019. #TYI19 Su juventud también puede participar. ¡Ora por esto!