Era la temporada de vacaciones de invierno y mi padre tenía programada una cirugía por venas obstruidas, como resultado de su lucha contra la diabetes. Los doctores dijeron que estaría en el hospital de tres a cuatro días, incluida Navidad. Soy el único adventista de mi familia y siempre estoy buscando formas de alentarlos. Al darme cuenta de que estaría confinado en su cama de hospital solo durante las vacaciones, decidí pasar las noches en el hospital con él.

Mi padre recibió una epidural el día de su procedimiento. Después de cuatro horas, la epidural no había desaparecido y los médicos comenzaron a preocuparse de que lo habían paralizado. “Vamos a llevarlo a una resonancia magnética en unos minutos”, nos dijeron. Inmediatamente reconocí la oportunidad de compartir con mi padre sobre el poder sanador de Dios. “Oremos juntos”, le dije. No estaba seguro acerca de esta idea, y el silencio que siguió fue pesado.

Luego, volví a hablar: “Bueno, no te molestarías, ¿verdad?”, le pregunté. “No. Supongo que no estaría mal “, respondió. Entonces, oramos juntos, oramos para que sus miembros vuelvan a la vida, pero también le permitimos a Dios hacer lo que sea mejor para su gloria. No mucho después, justo antes de que estuviera a punto de ser llevado para la resonancia magnética, pudo mover los dedos de sus pies. ¡Alabado sea el Señor!

Al día siguiente, el médico le dijo a mi padre: “¡Considérate afortunado!” Quería decir: “¡Amén! Alabado sea Dios. “Pero para hacer las cosas menos incómodas, comencé a cantar en voz baja para mí mismo. Mi padre interrumpió mi canto. “No creo que haya sido suerte tanto como lo fueron tus oraciones”. ¡Guau! Este fue un primer vistazo de la fe en mi padre incrédulo, ¡qué regalo tan especial! Y como resultó, pude llevar a mi padre a casa a tiempo para que nuestra familia pasara las vacaciones. ¡Alabe a Dios por las oraciones contestadas!

Testimonio de Cori Matsui-Hernandez de Kentwood, Michigan.

“¡Ella los quería a todos!”
Un día, mientras vendía literatura cristiana en California, le pedí al Señor que estableciera citas divinas con personas que no solo estarían interesadas en mis libros sino también en estudios bíblicos. Después de trabajar durante horas con poco éxito, estaba muy desanimado. Algo en mi corazón me dijo que siguiera, que no me diera por vencido. En la última puerta, conocí a una señora que no solo estaba muy interesada en los libros, sino que también se estaba interesando en los estudios bíblicos. ¡Dios contestó mis oraciones de una manera enorme ese día! Ella compró la colección de libros y se inscribió en estudios bíblicos.

A veces Dios te hace esperar, pero vale la pena, porque tiene grandes bendiciones guardadas.

Testimonio de Joseph Cadiz desde Paradise, California.

Por Cori Matsui-Hernandez

PETICIONES DE ORACIÓN DE LA IGLESIA MUNDIAL
Del 11-18 de marzo de 2018

• PEDIDO DE ORACIÓN: Por favor, oren por los muchos niños y jóvenes de todo el mundo que tomarán parte activa en el Día mundial del Joven Adventista  y en el Día Mundial de los Niños el 17 de marzo de 2018. En este día especial, miles de jóvenes de todo el mundo asistirán a la iglesia para participar en actos de amor y servicio en sus comunidades locales. (Para obtener más información sobre el Día Mundial del Joven Adventista, visite: http://youth.adventist.org. Para obtener más información sobre el Día Mundial de la Infancia, visite:https://children.adventist.org/global-childrens-day)

• PEDIDO DE ORACIÓN: Por favor oren específicamente por los jóvenes de su iglesia local que tomarán parte en este especial, Día Mundial del Joven Adventista / Niños. Ore para que sus propios corazones y vidas sean cambiados para la eternidad, ya que captan la gran alegría de ministrar a los demás.

• PEDIDO DE ORACIÓN: Por favor oren por la “Semana de Oración de la Juventud” que se llevará a cabo del 17 al 24 de marzo, después del Día Mundial del Joven Adventista. Ore para que muchos jóvenes tomen la decisión de seguir a Dios durante esta semana especial de oración.

• PEDIDO DE ORACIÓN: Por favor oren por la directora del departamento de Ministerios de Niños de la Asociación General,  Linda Mei Lin Koh; y el director Asociado, Saustin Mfune, que Dios los llene a ambos con la sabiduría del Espíritu Santo mientras lideran programas para los niños de nuestra iglesia.

• PEDIDO DE ORACIÓN: Por favor oren por el director del departamento de Ministerios Juveniles de la Asociación General, Gary Blanchard, así como por los directores Asociados, Andrés Peralta y Pako Mokgwane, para que Dios guíe y dirija sus pasos mientras buscan dirigir a los jóvenes hacia el Salvador.

• PEDIDO DE ORACIÓN: Por favor oren para que el Espíritu Santo sea derramado sobre los jóvenes evangelistas de literatura que trabajan en Japón. Esta semana están comenzando dos nuevos programas de Aceleración Juvenil en Chiba y Kobe. Cada programa respectivo tiene 14 estudiantes con dos líderes y se ejecutará durante tres semanas. Por favor oren por protección especial, guía y dirección para estos jóvenes, y para que las personas asistan a las reuniones de evangelización en mayo debido a sus esfuerzos.