Hay algo verdaderamente maravilloso cuando se es la respuesta a la oración de otra persona. Recientemente tuve una experiencia así, y esto afirmó profundamente mi fe. Esto es lo que sucedió.

Uno de los miembros de mi iglesia había estado atravesando un desafío difícil en su vida- una de esas situaciones que te hace preguntar si Dios es real. Yo había escuchado de otras personas que ella estaba luchando en su corazón, pero no la conocía tan bien a ella, no estaba seguro de qué hacer, excepto de orar por ella.

Me acordé de un adagio muy citado de E.M. Bound: “Tú puedes hacer más que orar después de que tu hayas orado; pero nunca puedes hacer más que orar hasta que hayas orado”. Así que de ninguna manera dejaría a un lado el poder de la oración cuando es todo lo que se puede hacer. Es literalmente colocar una base para lo que Dios quiere hacer en una situación dada. Entonces oré.

Para mi grande sorpresa, la persona por la cual estaba preocupado se acercó a mí en la iglesia un sábado de mañana. Intercambiamos algunas palabras y nos deseamos “¡Feliz sábado!”. Ella, entonces, hizo una pausa, me miró con curiosidad, sonrió y se fue.

No pensé nada de eso en el momento, pero unas semanas después nos chocamos otra vez en la iglesia. Esta vez ella me preguntó si podía conversar conmigo. Acepté, y luego de conocernos en la iglesia estudiamos la Biblia en un intento por encontrar la voluntad de Dios para su vida. Allí fue cuando ella me contó el “resto de la historia”, como diría Paul Harvey.

Ella le había estado pidiendo a Dios que le muestre con quien hablar de su situación. Así que, se sintió impresionada a compartirlo conmigo, aunque estaba vacilante de hacerlo.

“Si Dwain es la persona con la que debo hablar”, oró ella, “permíteme verlo en la iglesia este sábado”.

Yo fui la primera persona que ella saludó en la iglesia ese día, y esa fue la razón por la cual ella me miró con curiosidad.

Algunas veces Dios nos permite ser la respuesta a la oración de alguien. Por ello, que podamos siempre estar listos para servir a otros en su hora de necesidad.

Dwain Esmond es director asociado del Ellen G. White Estate.

Pedidos de Oración de la Iglesia Mundial 
Del 12 al 19 de Junio

  • REPORTE DE ALABANZA Y PEDIDO DE ORACIÓN: Del 2 al 5 de junio vimos a casi 1,000 jóvenes reunidos en el Campus Misionero 1000, en Silang Cavite Filipinas, para participar de la conferencia de “Jóvenes de Filipinas para Cristo” (Philippines Youth for Christ– PYC). Este evento fue precedido por 100 Días de Oración por los líderes y la juventud del PYC, allí. Como resultado, el Espíritu Santo fue derramado poderosamente y hemos sido testigos de muchas respuestas a la oración durante ese fin de semana. Por favor ore por los muchos jóvenes que como ellos han regresado a sus hogares en las Filipinas, así como en todo el sur de Asia. Que el fuego del avivamiento continúe propagándose, para que sean usados por Dios para llevar muchas almas al reino de los cielos. Estos estudiantes están ansiosos de ser parte del Involucramiento Total de los Miembros para apresurar el pronto regreso de Jesús. Oremos para que muchos más jóvenes sean captados con esta visión.
  • PEDIDO DE ORACIÓN: 40% de grupos de personas de todo el mundo no han sido alcanzadas por el evangelio. Muchas de esas personas viven en ciudades. Por favor ore por los miembros que aman a Jesús y desean llevarles el evangelio a esas personas.
  • PEDIDO DE ORACIÓN: Ruanda necesita donación de fondos para poder construir iglesias para todos los nuevos miembros que han sido bautizados. Sus iglesias a la fecha no tienen como albergar a 100,000 nuevos miembros.
  • PEDIDO DE ORACIÓN: El evento evangelístico grande del próximo año, como el que sucedió en Ruanda, será llevado a cabo en el país de Rumania. Ore para que Dios de a la Asociación General y a los líderes locales de la iglesia la sabiduría para que trabajen desde ya con el plan de logística para este evento, y como resultado de esto la llama del evangelio se desencadene en este país europeo.
  • PEDIDO DE ORACIÓN: Por favor ore por los miles de grupos étnicos alrededor del mundo que conforman el 69% de la populación de la tierra, a los cuales no les ha sido presentado Jesús.
  • PEDIDO DE ORACIÓN: Por favor ore por un espíritu de arrepentimiento y humildad de todos los adventistas en lo que se refiere a los tiempos en los que no hemos sido fieles a Dios en nuestra vida y como testigos. Que podamos humillar nuestros corazones y avanzar pidiendo la fortaleza para el trabajo que solo Dios puede hacer. Oremos para que Dios restaure los años en los cuales nos hemos alejado de Dios.